martes, 3 de noviembre de 2009

Noviembre 005


Partiendo de un punto vago,
confuso,
el tiempo se funde en un instante
y parte por el medio mi vida.

Necesito una línea de luz donde aferrarme,
necesito un instante de paz para encontrarme,
necesito sentir de nuevo mi vida.

Me aferro a un pasado que ya no existe,
a un futuro que cada vez es más lejano.

Descubro tras un instante que mis pasos
se van quedando perdidos tras mi sombra,
yo recuerdo que algún día fui feliz.

Oscuridad bajo mi mirada,
solamente descubro mis manos gritando nuevamente de dolor
en silencio,
mis lagrimas nuevamente crean un caudal ensangrentado
que inunda mis noches perpetuas,
nuevamente he dejado de reír.

No tengo ni idea de lo que es el amor,
ya no consigo enfocar mi camino,
las puertas se han cerrado, el telón ha caído y mi corazón
sangra de nuevo.

¿Será que soy el culpable de mi propia desdicha?

¿Qué me empeño en destruir lo soñado?

¿Que ya no recuerdo quien solía ser?

Muero cada vez que recuerdo sus manos,
muero cada vez que entre sueños escucho su voz
la luna continua en mi ventana,
las estrellas han dejado de llorar,
mañana nuevamente sangrará el día y yo
simplemente
volveré a llorar.

lunes, 26 de octubre de 2009

Cadaver Exquisito

Lo que van a leer a continuacion, es basicamente lo que se conoce (o desconoce) como "cadaver exquisito"

Consiste en escribir entre varias personas un texto, sin saber que escribio la persona anterior. La primer persona escribe algo, deja ver solo la ultima linea del escrito, y en base a esto solo, la segunda persona escribe su parte dejando ver asi mismo solo la ultima linea y asi sucesivamente.

*En este caso, quienes creamos este joven esbelto y bello, somos LESTAT, TEARS y SHU por orden de escritura.Sin mas, les dejamos nuestro primer huesudo.

Esperamos que les guste...








Este latido intermitente que me engancha la mirada hasta hacer mis ojos estallar de lagrimas, desbordando esa sangre, salada y transparente que escurre por mis mejillas humedeciendome gota a gota, agotando este espacio que no es mío, inundando de vacío mis sentidos, desgarrando este único instante que me siento vivo porque muero y porque muero vivo.


La piel se me cae a pedazos, la nimiedad de nuestros actos y lo macabro de tus palabras han descansado en mi conciencia, en mi dolor furtivo, en mis alas despojadas de calor y todo lo que ha implicado la partida de tu cuerpo de mi vida contemporánea.

Ahora si, si tuviera que volver el tiempo atras, diría que todas las lagrimas derramadas no valieron la pena... pero mentiría... realmente la valieron, y me detuve a observar como caía cada una de ellas... Aun puedo sentir mi corazon latiendo aceleradamente, mientras la respiracion se descontrola de a poco...

No podia evitarlo, tenia que hacerlo, si bien sabia que nada bueno resultaría de esto, simplemente no pude detenerme... y me dejé consumir hasta no quedar ya nada...

Entre huecos mentales que intento llenar con recuerdos deseados, detengo mi futuro con alfileres e intento contener la lluvia en vano, prefiriendo no existir a existir deseando, anhelando, esperando, amando, recordando, perdiendo; y un tibio aroma a ti inunda mi memoria disolviendo todo intento de olvidarte.

Quizas en otra vida te encuentre, quizás en uno de aquellos rincones que disfraza el infierno para no sentir que la vida continúa...con tu imagen mas presente que nunca, con este dolor mas punzante que ayer...

Pero sobreponiendome al espanto... al mismo dolor que todos los dias ataca mi espiritu, me levanto, observo todo como si fuera la primera vez que abro los ojos... y me deslumbro con todo lo que me rodea... y aun habiendo sufrido, aún habiendo sentido que todo acababa, puedo abrir mis alas y salir de nuevo, y no dejarme estar, sino todo lo contrario... dejarme llevar...

Corriente abajo encontré el sentido que no tienen las cosas, desafiando cualquier cuestión sentimental para no seguir más, para desangrar cada sentido hasta reducirlo solo a nada, donde nada de lo que existe funcione, y todo lo perdido sea lo necesario, de seguir persiguiendo un encuentro con un yo que me es extraño y sintiendo como mi universo de cristal se estrella en millones de esquirlas que sé perforaran mi alma inmortal hasta conseguir regar con mi sangre sus perversiones mas excelsas.

Incinerarán mi corazón cautivo de tus mentiras, los gritos apabullados de mi mente en estado de emergencia, me harán volver a creer en ti y cada uno de tus desdenes… cortará en pedacitos las yemas de mis dedos y harán que pierda las huellas digitales, que cada noche alimentaban tus caricias.

Asi será pues... que mi cuerpo sea solo una bolsa de huesos, y mi mente un manojo de recuerdos, innecesariamente guardados, o tal vez no... pero para cuando vuelva a tenerte frente a mi, y pueda volver a mirarte a los ojos, con esa mirada perdida tuya, tal vez puedas entender, porque pasó todo esto...

martes, 29 de septiembre de 2009

Luna

Este texto lo escribi en diciembre del 2002, y ha ganado dos premios de poesia, uno en Madrid y el otro en Barcelona, espero sea de su agrado.





Luna roja y condenada que dejas que el tiempo se detenga y que el destino de los hombres caiga silencioso en el abismo de la locura.
Lentamente despliegas tus alas oscuras y derramas tus lagrimas en los corazones de quien te mira y ama, admira y extraña.

Emanas un perfume de sangre que solo los más cercanos pueden percibir,descorres tu vida sobre muerte y premias con tus ojos al eterno errante el sol.

Luna bella y perfumada que permites la locura del cuerdo y transformas la cordura en locura, la muerte en vida y lo incompleto en eternidad.

Persigues al obstinado y proteges al soñador, permitiendo que el día te cubra de luz, cubriendo los corazones de tinieblas.

Eternamente deambulas por el cielo en busca de seres que se entreguen a tu cuerpo, y permites que el soñador te sienta en sus ojos y duermes a los ciegos con tu manto de locura.

Permite que mis ojos se muden a tu mundo y envuelve mi vida con y tus brazos, para que mi muerte no sea en vano, para que mi vida este llena

de suspiros de luna

domingo, 23 de agosto de 2009

Caminó a Caza



Después de recorrer con la mirada el pasillo del hospital decides recoger tus cosas y marcharte de allí. Tienes algunos detalles morbosos que atender así es que decides hacerlo antes que el hastío te llegase hasta el inicio de la medula espinal y arruinase ese momento de autentica fe.

Dos pasos lentos para llegar a la calle, tranquilo, que nadie se dé cuenta que estas huyendo, vuelta a la derecha, despacio, despacio, despacio... tres pasos más, el guardia se voltea, ya no mira, ya no mira... ahora a correr!!!!!


Continúas corriendo, sientes tu respiración agitada hasta que el corazón retumba en tu sienes y lo único que escuchas es ¡Pum pum, pum pum! te arden los ojos y los labios los sientes secos, como si hubieses tragado un puño de harina o arena. Te sientes agotado y a punto de desfallecer pero continuas corriendo, - hay que salir de aquí sea como sea - te decías hace quince minutos, cuando abrieron la hora de la visita, cuando las enfermeras aún están organizando quien comprara que para desayunar, cuando a nadie le importa si un loquito más escapa a la jungla de asfalto, al infierno en la tierra, al desierto de cemento y acero.


Continuas dos calles más... vuelta a la derecha, justo hasta ese estaquillo donde venden cerveza en bolsa, cigarros sueltos y cigarrillos mágicos.


Todos te miran pero no dicen nada, saben quién eres, hay algunos que saben el porqué estas así y no les extraña verte de nuevo, siempre es lo mismo y al rato o al día siguiente vendrán por ti, te regresaran al cuarto de tela dura donde has radicado los últimos meses de tu extraña vida, ahora ya no sabes quién eres, tanta electricidad te hizo olvidar todo, solo quedó el dolor de ser derretido por dentro, las arcadas que le siguen y los dolores en las manos que te quedan, eso sí lo recuerdas y no por completo, sientes que ya no existes, pero tenias que salir de allí, ¿para qué? no lo sabes... supones... pero no sabes... exactamente.


Te sientas en la banqueta y observas a la gente pasar, muchos te mira, unos te ignoran, muchos, ni siquiera se dan cuenta de que existes, eres un ser tan cotidiano que ya eres parte del paisaje, a nadie le importas.


Te incorporas lentamente y caminas - despacio - pero con paso firme, hay que conseguir comida y donde pasar la noche, no está bien dar molestias, y un recuerdo te viene a la mente.. Dos cuadras a la derecha.... tres cuadras derecho.... y vuelta... si allí encontraras lo que necesitas.


Caminas ya no hay prisa, lo conseguiste escapaste del sitio en el que te tenían prisionero, del sitio donde te inyectaban plomo liquido en las venas y donde hacen corre electricidad por tu cabeza para curar una enfermedad que no tenias pero que ellos creían.


Llegas a la puerta y la aporreas, dos segundos después un rechinido es precedido de una puerta abierta, ¡¡¡Mamá mi hermano se salió otra vez del manicomio!!!, ni siquiera te mira solo abre la puerta y te invita a entrar, ves como camina hacia una mesa y coge el teléfono, algo dice pero no consigues escuchar, te dice que te sientes y enciende un cigarro mirándote con mas asco que odio pero no deja de mirarte.


Diez o quince minutos después no estás seguro alguien esta aporreando la puerta, tu hermano abre y ves entrar en la habitación los demonios blancos, vienen por ti y traen las cadenas de tela con las que te amarran para darte de tragar esa papilla que sabe a plástico quemado.


Te sacan a golpes y empellones, estas desconcertado pero consiente, a tu madre jamás la ves, no salió ni un segundo. Por encima de los demonios blancos miras la cara de tu hermano y te encuentras con un odio que no es propio de hermanos, te resignas y te callas, cierras los ojos y comienzas a llorar hacia adentro, conoces tu destino, y no es nada alentador…

lunes, 25 de mayo de 2009

El Espejo Roto



Despiadadamente mi entorno había dejado de ser mío para transmutarse en un sitio alejado de mi memoria, perdido entre mis neuronas y olvidado por mi razón.

Descubrí que no podía dejar de mirarme en ese espejo roto que reflejaba ambos lados de mi rostro arrojándome una imagen desconocida o ignorada por mí; un rostro fatigado que me escupía muchísimas palabras que no lograba captar y por más esfuerzos que hacía no lograba entender, pero sobre todo no lograba recordar el rostro del tipo que tenía parado frente a mí a pesar que sabía perfectamente que era mi reflejo el que estaba allí de pie.

Cerré los ojos intentando desaparecer la imagen, como si al hacerlo todos mis fantasmas se olvidaran de mi existencia y se escabulleran de mi mente para no regresar jamás. Sin embargo solo conseguí verlos dentro de mi cabeza, había tantas respuestas sin preguntas, tantas palabras con significado sin esclarecer, tantos momentos que aún no sucedían y ya me aterraba el verlos, el experimentarlos, nadie me preparó para lo incierto, nadie me aconsejo ser, nadie me sugirió estar.

Al abrí los ojos ya se había marchado y en su lugar estaba una imagen aún más aterradora que la anterior; una imagen que reconocí al instante y no me agradó ver. Conocía esos ojos, unos ojos inyectados de odio y desdén por si mismo pero sobre todo por el resto del universo, reflejaban una tristeza y una soledad abrumadoras, tenía la mirada extraviada, fría, vacía.

Pasaron varios segundos y no dejábamos de mirarnos fijamente a los ojos, intentaba descubrir su presencia, saber el porqué estaba allí ya que a este “ser” yo lo había sepultado hacía muchísimas lunas en mi panteón personal, estaba seguro que su presencia era solo un accidente fortuito o simplemente una alucinación creada por la dosis de la noche anterior de mezcalina, whisky y cannabis.

Mentalmente me dijo: Sabes quién eres, no desperdicies tus energías fingiendo, entrégate a ti y no permitas que un simple accidente detenga tu mundo. Inmediatamente después desapareció y solo me encontré con mi reflejo, un tanto contrariado, muy desvelado pero sobre todo exageradamente lúcido.

Toda mi vida había sabido que era de mala suerte romper espejos pero nadie me había advertido que eso sucedía al mirar tu reflejo en un espejo roto.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Colisión


Conocí la mirada de una chica que encendía imágenes en mi cabeza, que volaba a mi lado entre hojas invadidas de imágenes, que descubría mundos inexplorados por mis sentidos, que tejía atrapa sueños entre las sabanas y escribía frases que me calcinaban, que impactaban mi corazón estremeciéndome hasta el colapso.


Transcurrido el tiempo su mirada se congeló, dejó que el hastío consumiera sus imágenes hasta desaparecer entre humo y nieve que pretendía usar como catalizador de algo inhumano e inexistente, pretendiendo continuar por un valle de oscuridad.


Un día simplemente escapó a un mundo muy lejano de mis pensamientos, se aisló por completo de cualquier intento mío por poseerlos nuevamente, y en ese planeta decidió habitar, completamente sola, decidió habitar sin mi.

lunes, 20 de abril de 2009

Cielo Derramado


Cielo que derramas tus diamantes por el mundo,
que cubres con tu llanto de estrellas las noches
en que el fuego de la ciudad desaparece o no existe.

Concede el deseo del condenado a vivir tu eterna senda
extraído de toda consciencia, perdido en un sitio perdido busca,
busca, busca y llora al no hallar paz en ese infierno que habita.

Acorrala su dolor de no ver más que tu implacable brillo,
de no sentir más que el incesante frío que te perfuma,
de sentir ira, melancolía, soledad.

Cielo que derrumbas millones de espejos,
recuerdos enmarcados que se disuelven levemente
mientras se llena de fuego el firmamento.

Déjame liberarte de tantas lágrimas colgadas en tu nombre,
limpiarte todo el dolor que te han provocado las almas penitentes,
calcinar los fantasmas que te agotan gota a gota.

Transfórmate en espuma, derrámate en el ombligo de la luna,
muta en mar y ahoga todo lo que te ha hecho prisionero,
absuélveme de todos mis pecados, permíteme ser feliz.

jueves, 16 de abril de 2009

Camino, caminó, camino



Esta vez puedo tenderme al sol y disfrutar del atardecer.

No he parado ni un instante de decirme al oído que esta vez las cartas salieron a mi favor, se que el camino llego a su final. El viaje ha concluido.

Necesité que la vida me pateara hasta el hartazgo para sucumbir a la razón, es imposible continuar sumergido en el fango solo por gusto, solo por estar, no puedo permitirme que todo lo que he ganado se desintegre ante mis ojos, ya no, no otra vez.

Podría mentirme, sugerirme que pude evitar el naufragio, evitar el huracán, mas mi paciencia, mi esperanza y mi razón me escupen en la cara que ya no, no quiero salvar las naves, quiero que el futuro me embista de una vez por todas y desintegre mi pasión en millones de fragmentos.

Quiero que me estalle el corazón, que mi piel se derrita de una vez por todas, necesito consumirme por completo, convertirme en casi cosmos para que de esa gran nada surja feroz y radiante, mi ave de fuego.

Ave fénix que iluminara el cielo de mis noches infinitamente, seré testigo de mi propia resurrección sin haber transitado por el valle de los muertos, sin haber andado esta vez, descalzo y bajo la lluvia.